‘Tiempo de helechos’, el primer poemario de Federico Moreno Reseñas

La poesía va mucho más allá de componer unos cuantos versos acordes a una métrica y a una rima concretas que los balanceen con musicalidad. Cuando hablamos de poesía, sabemos que, detrás de cada palabra, hay una clara intención de buscar la belleza, de hacer un ejercicio estético singular que exprese todo aquello que guardamos dentro. Se trata de alcanzar un nivel más profundo y etéreo, de sacar a flote los sentimientos sin un inicio, un nudo y un desenlace. Simplemente, vamos salpicando las palabras con nuestro pincel sobre un lienzo en blanco, que viene a representar un rincón común para las personas. Tiempo de helechos, el primer poemario publicado de Federico Moreno, nos lleva hasta ese recóndito lugar con un compendio de poesías llenas de elegancia y sensibilidad.

En Tiempo de helechos, tiene cabida todo tipo de temáticas y situaciones. El autor maneja el lenguaje a su antojo para trasladar al papel recuerdos y otras vivencias que podrían ser las del propio lector. Así, captura en unas pocas palabras el sufrimiento de una chica con doble cara: la que muestra al mundo y la real, esa que protege con toda su fuerza para evitar que la hagan daño. También nos recuerda que, en esta vida, solo existe una sola verdad, que es la certeza de la oscuridad; y que los amores falsos, aquellos que se valen del engaño dejan corazones rotos y existencias que se flagelan hasta el ridículo. Nos hace sentir el pálpito sordo que se produce cuando la inocencia se desquebraja, el vacío desgarrador, la soledad y el penoso alivio de unas caricias fugaces cuando la espera del amor verdadero se hace eterna o no concluye jamás.

Federico Moreno roza el corazón con la realidad que hay detrás de sus versos, de esa melodía tan bien construida que deja caer sobre nosotros una lluvia de sensaciones para que el mundo nos golpee sin piedad. Como decíamos, la poesía conduce a un espacio único, universal: el de los sentimientos. Por eso, resulta tan bella, porque, a través de una cuidada forma, alcanza la voz ahogada que llevamos dentro, la voz de un alma que acude al encuentro cuando se la acaricia con ternura. Y en ese punto, llora, sufre, encuentra energía y consuelo.

La poesía nace mirando el mundo con los ojos bien abiertos y llenos de sinceridad. El objetivo no es dar con una rima facilona, encadenar palabras que aludan a una misma idea o exagerar (incluso fingir) las emociones. Si todo propósito se redujera a eso, el resultado de la suma sería igual a cero y cualquiera podría llamarse poeta. Pero la tarea de este no va de escribir versos banales que nada tienen que decir, sino de ver de forma especial la realidad, de verse a sí mismo y a los demás.

El encanto de la poesía, como de la vida, reside en su simplicidad. Tiempo de helechos es espontáneo, sutil y explosivo, capaz de arañar nuestro interior con las cuerdas de su delicada arpa. Sin duda, estamos ante una lectura magnífica para cerrar nuevas heridas y que las viejas no escuezan tanto.


  • Nombre: Federico Moreno.
  • Género: poesía.
  • Bio: Profesor, pintor y poeta. Nació en Granada donde, como él dice, “no cesa el asombro ni la sorpresa”, aunque ahora vive en la costa de Málaga, siempre mirando al sol y al mar. Tiempo de helechos es el segundo libro que publica. En este poemario, se pecibe claramente un saber contemplar la vida que le rodea y también la que busca, y comprobamos, para nuestro deleite, que en sus versos no usa el lenguaje,
  • lo recorre.

Libro: Tiempo de helechos

Etiquetas: