‘Saturno en invierno’, de Rodolfo Sachún Montano Reseñas

La carrera de Rodolfo Sachún Montano ha estado ligada a la economía y las finanzas, aunque desde niño ha sentido una especial atracción por la otra cara de la moneda, por ese plano abstracto y metafísico que se escapa de la realidad más palpable. Por ello, no es de extrañar que su primer libro publicado, Saturno en invierno, plasme su fascinación por lo esotérico y las creencias de la Antigüedad clásica en un delicado ejercicio de prosa poética.

Así pues, Saturno en invierno nos lleva hasta Egipto para encontrarnos con Isis en su figura de mujer, no de diosa. Isis era la esposa y hermana de Osiris, el cual siempre se ha identificado con Saturno, tan venerado por los egipcios. Según la leyenda, el hermano de Osiris, Seth, separó a los amantes con una calculada y cruel venganza; sin embargo, Isis no dejó de buscarle incansablemente.

Por sí misma, la mitología ­ (en este caso, la egipcia) posee un halo mágico, una fuerza bruta y primigenia capaz de robar el corazón con solo acercarse a ella. Resulta sencillo perderse entre sus personajes y seres fantásticos, en sus paisajes paradisíacos y sus giros abrumadores. Pero Saturno en invierno proporciona algo más, un viaje que trasciende las páginas y acaricia la piel para quedarse bajo ella.

Nos embauca, vemos a Isis navegando en su barco, buscando desesperadamente a Saturno; la convertimos en nuestra heroína. La exquisita prosa poética del autor va formando figuras, colores y texturas ante nuestros ojos; nos trasladamos a un paraíso donde los sentimientos explotan y manejan la narración a su antojo, haciendo desaparecer los elementos formales para que solo quede aquello que trasciende todo entendimiento: la expresión de un alma.

El relato se configura como una imitación de la vida real, nos presenta una historia que casi podemos tocar, pero esta parece ser solo un sueño. Lo onírico y lo mágico se confunden con la realidad. Precisamente, da la sensación de estar atrapados dentro de un delicioso sueño, uno de esos que hasta pueden sentirse en el plano físico, más allá de lo etéreo. Es la sensación de un sueño del que no se quiere despertar, pues allí se encuentra todo lo que uno desea y hasta los abrazos y caricias parecen materializarse; un sueño del que uno se despierta con los ojos mojados, que hace estremecer el cuerpo en algún plano o dimensión en el que lo posible y lo imposible convergen.

Para lograr esta sensación, Rodolfo Sachún Montano construye la historia sobre tres pilares. En primer lugar, presenta la metáfora del amor perdido, del amor que no se olvida y que deja un vacío tan grande que resulta imposible concebir una vida sin él. En segundo lugar, el autor sabe explota los recursos llevando el lenguaje poético a un nivel minimalista de ritmo ágil, sin formas grandilocuentes, sin nada que lo entorpezca o nos saque de la ensoñación. No hay más florituras de las necesarias, sino un equilibro que se despoja de la artificialidad. Y, por último, destaca el carácter experimental de su estilo. Juega con los géneros cogiendo el plano abstracto de la poesía para dar rienda suelta a los sentimientos y construyendo pedazos de relato para dotar a la historia de sentido completo.

Por todo ello, Saturno en invierno se convierte en la obra perfecta tanto para los amantes de las leyendas y de la historia como para aquellos que quieran embarcarse en un mágico viaje por los sueños, ese rincón privado en el que lo real y lo abstracto se fusionan hasta hacerse indistinguibles.

¿Quién robo la imagen de Isis? ¿Dónde está ahora? En esta obra se muestran algunos rastros de su raptor y el camino hacia su destino predilecto: Saturno, siempre Saturno.


  • Nombre: Rodolfo Sachún Montano.
  • Género: prosa poética, mitología.
  • Bio: Rodolfo Sanchún Montano nació en Lima. Estudió ciencias económicas y contables en la USMP, consiguiendo unos años más tarde el Magister en Gestión Tributaria y Empresarial. Especializado en tributación en la escuela de negocios ESAN, actualmente, se desempeña como gerente financiero en el sector privado. A corta edad, tuvo su periplo por dogmas orientales, lo cual despertó su interés esotérico, cultivando como escritor un estilo posmodernista. Es miembro de la Logia Masónica y de la escuela de filosofía Nueva Acrópolis.

Libro: Saturno en invierno

Etiquetas: