‘La llave de la taifa’, de Manuel Bárcenas Reseñas

Basándose en su propia experiencia, Manuel Bárcenas continua la línea de novela social con La llave de la taifa. Historia meridional. Este nuevo libro pone punto y final a la serie sobre corrupción que el autor empezó con la publicación de Brick y el olivo 33 hace cuatro años.

Domingo Esclaret, presidente de Isc Corp, vuelve a España después de un viaje de negocios para enfrentarse a un juicio sobre corrupción. Su caja fuerte, sus bolsillos, su moral… Todo está podrido. Aunque debe enfrentarse a la ley, se muestra tranquilo, pues sabe que seguramente se dé carpetazo al escándalo sin grandes consecuencias. No obstante, lo que no puede imaginar es que, en cuanto salga de la oficina, su vida llegará a su fin. Domingo Esclaret es asesinado antes del juicio.

Disfrazada de novela negra, La llave de la taifa. Historia meridional se vale de la muerte de Domingo Esclaret como excusa para arrancar un relato cargado de crítica a los tiempos actuales. A través de Isc Corp y sus componentes, Manuel Bárcenas perfila las grandes fallas de la justicia en este país, una justicia nada imparcial ni eficaz que consiente que los corruptos salgan a la calle y disfruten de su libertad con aires de heroicidad, sin llegar a conocer jamás la vergüenza, pues no hay castigo que haga pagar a esos “niños malos” el precio de su arrogancia.

Y frente a estas ricas figuras de provincia, aparece el sur; el mundo de los de arriba se mezcla con el mundo de los gitanos de La Poza. Aunque, más que situar uno frente a otro, lo correcto sería colarlos juntos, codo con codo. Ambas son tramas relacionadas con los negocios de Isc Corp que nos dejan ver cómo la corrupción va carcomiendo los distintos niveles sociales. Así, conocemos la vida de los marginados de la mano del cura rojo Jeremías, el cual reflexiona sobre el aumento de la pobreza en el país y la consiguiente desaparición de la clase media. Es más, con Jeremías analizamos también el papel de la religión en la política, que no es sino otra forma de esclavizar a la gente mientras los grandes poderes, incluidos los religiosos, se enriquecen. En cierto grado, estos pensamientos nos remiten a series actuales como Juego de tronos: el Gorrión Supremo, elegido por Cercei como aliado, acaba por convertirse en un dictador con más poder incluso que la propia reina y el terror se impone. Resulta peligroso usar la religión en nombre de la libertad, ya que, si esto sucede, la libertad deja de existir.

La telaraña del capitalismo está podrida; se basa en una economía implacable que anima a conseguir los objetivos a costa de todo, pisando a quien haga falta (“nada de piedad. Fuerza, músculo financiero”). Y Manuel Bárcenas lo transmite perfectamente en La llave de la taifa. Historia meridional, cuya principal novedad reside precisamente en narrar la historia desde el punto de vista de los corruptos en vez de emplear la visión de los ciudadanos. De esta manera, la reflexión propuesta por el autor cobra mayor fuerza al mostrarnos de primera mano la hipocresía que hay en los altos cargos, los cuales ríen desenfrenadamente con su culo pegado a una silla mientras la gente humilde hace lo mejor cada día para poderse llevar un trozo de pan a la boca.

Su narrador múltiple incita a participar en el relato, a preguntarse: “¿De qué manera se ha llegado a esta situación? ¿Cuáles son las razones de un sistema tan inmoral y tan poco ético? ¿Por qué la gente permanece más dormida que rebelde en tiempos así? ¿Por qué no hay cambio si la gente pide cambio?”. La respuesta parece clara: el sistema está construido para que el poder de unos pocos aplaste a muchos, para alienarlos. Pero se debe gritar todo lo fuerte que haga falta hasta que las voces desintegren los bonitos y carísimos trajes de Armani, hasta que se borren esas estúpidas y burlonas sonrisas de las caras de los corruptos. De otra manera, se empezará a tomar la justicia al modo tradicional: “Fuenteovejuna, todos a una”.

La llave de la taifa, con sus falsos tintes negros, se convierte en un libro rabiosamente interesante por sus temas, por su realidad tan cercana y actual. Es una nueva muestra de las magníficas habilidades que posee Manuel Bárcenas para traspasar más allá del relato la amoralidad y la impudencia de sus protagonistas. El tono, las situaciones, la verosimilitud… Todos los elementos de la historia están perfectamente construidos. Nos hace sentir, nos coloca frente a frente con “el enemigo” para despertarnos los mismos sentimientos y sensaciones que al ver los telediarios o leer las noticias, donde también puede percibirse la chulería de los corruptos cuando declaran en juicios absurdos en los que la verdad empequeñece ante tanto despropósito, ante el cinismo. Más que juicios, parecen un espectáculo siniestro completado con absurdos y majaderos aplausos y vítores de los fans del ladrón. Sin duda, la serie sobre corrupción que Manuel Bárcenas propone no dejará indiferente a nadie.


  • Nombre: Manuel Bárcenas.
  • Género: novela social, contemporánea.
  • Bio: Manuel Ignacio Bárcenas Gutiérrez (Badajoz, 1964). Pasó su infancia en Tierra de Badajoz, a orillas del Guadiana, hasta que a los 8 años se trasladó a Madrid junto a sus nueve hermanos, sus padres, su abuela y su tía. Esto supuso un cambio transcendental en su vida, ya que Madrid fue el lugar en el que tuvo que hacer frente a etapas tan conflictivas como la adolescencia y la transición a la edad adulta. Estudió Administración y Dirección de Empresas en el antiguo Colegio de Areneros para trabajar después en diferentes empresas, en las cuales desempeñó distintas responsabilidades. Se considera a sí mismo aprendiz de casi todo. Le gusta montar en bicicleta, las largas sobremesas familiares entre bromas, charletas y canciones de toda la vida, y evadirse de la realidad cotidiana con la lectura de un buen libro. Con la llegada de las primeras canas, descubrió de forma autodidacta el duro oficio de escritor. Brick y el olivo 33 es su ópera prima y la antecesora de La llave de la taifa. Historia Meridional, recién sacada del horno. Actualmente, vive en San Juan (Alicante), está casado con Manenes y tiene dos hijos; ellos son su razón de vivir.
  • Blog del autor: Tic,tac, el aprendiz de forjador de futuro.

Libro: La llave de la taifa. Historia meridional

La llave de la Taifa-Historia meridional

La llave de la taifa:

Brick y el olivo 33:

Etiquetas: