Reseña ‘The Ripper’, nueva novela de Carmelo Anaya Reseñas

Carmelo Anaya se ha convertido en uno de los principales exponentes de la novela negra y del thriller en nuestro país. Con casi una docena de obras a la espalda –se dice pronto–, su tremenda habilidad para crear atmósferas y mantenernos en vilo página tras página es indiscutible. Esta vez nos presenta The Ripper, una brutal e intrigante historia de corte policíaco bien madurada.

Como ya hiciera en tres de sus libros anteriores, el autor concede el papel protagonista al comisario Carrillo, cuyas habilidades serán puestas a prueba una vez más con un nuevo y difícil caso de homicidio. En esta ocasión, su antagonista es un asesino en serie que se dedica a destripar prostitutas. Las fechas en las que suceden los crímenes y el modus operandi despiertan las alarmas y el terror en el comisario. ¿Podría tratarse de un imitador de Jack el Destripador? Carrillo comienza su propio descenso al averno, a ese lugar de locos donde la sociedad expone sin pudor su podredumbre y todos los implicados parecen tener algo que ocultar.

The Ripper se basa en elementos tradicionales del género y los lleva más allá para explotar todas sus posibilidades en pro del factor sorpresivo. Aunque la narración queda unida al protagonista, también recibimos retales del asesino como en las obras de John Verdon, donde se nos deja ver la locura y maldad del antagonista. Estas partes hacen más interesante y entretenida la lectura gracias a su contenido psicológico y a que nos hacen coger las piezas e intentarlas encajar en el resto de la historia. Son pensamientos reveladores que nos aportan datos sobre por qué el asesino actúa y mata de tal o cual manera. El enigma del libro se convierte en nuestro enigma también.

Incluso esas informaciones nos ponen en una situación de saber más que el protagonista. Avanzamos al lado del comisario Carrillo, pero vamos un paso por delante de él, produciéndose una magnífica situación de suspense en la que pedimos al policía que nos dé la mano, como si quisiéramos sacarle del libro y enseñarle las pistas. Es como ver una película y gritar a la pantalla: “¡Ese! ¡Ese es el asesino! ¡Pero cógele!”. Agatha Christie ya lo decía: “la mejor receta para la novela policiaca: el detective no debe saber nunca más que el lector”.

Y en este rompecabezas no puede faltar otro elemento clave: la localización, Baria, esa habitual ciudad ficticia del sur de España a la que Carmelo Anaya ha dado vida. Allí conviven multitud de culturas y etnias que provocan una tensión permanente. Son tierras amarillas, bañadas por el sol y enjauladas en el asfixiante calor húmedo. Tan asfixiante como el tiempo que corre en contra para salvar a las chicas, como la impotencia de no alcanzar al verdadero asesino. Tierras desiertas y áridas como los caminos vacíos y falsos de las sospechas que no llevan a ninguna parte; un páramo que se abre ante los ojos del protagonista donde no hay pistas, no hay rastros y no se encuentra más que la soledad de uno mismo. Baria es el lugar donde policía y asesino se complementan. Aunque cada uno esté en un lado opuesto, ambos son personajes solitarios que se necesitan y retroalimentan para ponerse en marcha.

Asimismo, las partes en las que se habla de otros asesinos en serie son un elemento importantísimo que contribuye a la extraordinaria construcción de esta historia. Cada conversación entre los policías hace más y más apasionante el relato, nos llenan de fascinación. Cuando alguien trae un informe, parece como si nos lo entregase a nosotros. Vemos esas carpetas marrones con los informes, olemos el humo de un cigarrillo, giramos la silla al escuchar el “toc toc” de la puerta para dejarnos sorprender por la siguiente aventura, interrogamos en la pecera a los sospechosos dejando que la voz del comisario sea nuestra propia voz. Muy lejos queda ya esa trillada visión de hombre uniformado para traernos hipnotizantes reminiscencias de la novela noir de los primeros años.

Bien como película, como libro, como cómic… El género policíaco siempre es apasionante. Tal vez sea así por lo verosímil que resultan sus relatos. Porque los fantasmas y demás historias de terror dan miedo, por supuesto, pero se basan en leyendas que decides creerte o no. Ahora bien, los asesinatos y los hechos violentos suceden en la vida real. Y no hay nada más terrorífico que la mera posibilidad de que algo ocurra. Aún más: que solo el tiempo o algún tipo de azar, no la justicia, pueda ponerles fin. El coco no está únicamente en los cuentos. Esas ideas son las que hielan la sangre.

Como criminólogo, el autor conoce la crueldad a la que el ser humano está expuesto. Y de esa verosimilitud precisamente se vale al construir la historia sobre una consistente base formada por asesinos en serie conocidos y por los personajes de este libro, cada uno con su propia personalidad, ninguno superficial. Carmelo Anaya pone nuestras neuronas a bailar al son de su pluma por este thiller psicológico de figura tradicional, pero de fondo renovado, sorprendente, deslumbrante.


  • Nombre: Carmelo Anaya.
  • Género: novela negra.
  • Bio: Carmelo Anaya es Licenciado en Criminología y ejerce como abogado en la actualidad. En su faceta de escritor, ha publicado numerosos cuentos y relatos breves en diversas colecciones, así como la serie de novelas denominada Trilogía de Baria, basada en una ciudad ficticia del levante almeriense. Fue accésit del Premio J&B en 1996 con la novela El corazón oscuro. Además, Carmelo Anaya resultó ganador de la segunda edición del premio Wilkie Collins de Novela Negra, concedido por M.A.R. Editor a su obra Ordo Dei (Perdedores anónimos) del 2012. Se ha revelado un verdadero maestro del género negro, con influencias bien asimiladas de sus admirados Dashiell Hammett y Jim Thompson. Otros libros son Tiempo cero (2006), Memento Mori (2012), Frío invierno en Baria (2007), Tierra amarilla (2013), Una parte de mí (2008), El guardián de mi hermano (2008) y Gloria Mundi. Su nueva novela, The Ripper, es la más extensa y cuidada de sus obras. Protagonizada por el comisario Carrillo –personaje habitual en sus historias– y con un final sorprendente, ratifica a Carmelo Anaya como un exponente del género de novela negra, thriller y policíaco en nuestro país.
  • Página web del autor: http://carmeloanaya.com/

Libro: The Ripper

The Ripper

Disponible en:

Amazon

  • Páginas: 512
  • Editor: Createspace Independent Publishing Platform. Edición: 27 de enero de 2016
  • Idioma: español
  • ISBN-10: 1539849236
  • ISBN-13: 978-1539849230

Etiquetas: