“Laura Va” (Almendra), una réplica de “She´s Leaving Home” (The Beatles) Cultura

La otra noche antes de sumergirme en la bañera, encontré por allí guardada una edición original de Almendra I, y como todos los clásicos, los cuales son siempre releídos o reescuchados con percepciones distintas, me dispuse a disfrutar  de este disco pero de una manera especial. Y así fue que en esa nueva relectura de la obra encontré algo que llamó particularmente mi atención al llegar a la canción “Laura Va”, quizás, lo que realmente me movilizó fue la gran semejanza intrínseca que existe entre esta canción escrita por Luis, publicada en 1969, y “She’s Leaving Home” perteneciente a Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band, disco del año 1967, grabado por la banda de Liverpool y autoría de Paul McCartney. En el momento pensé que quizás, era sólo una idea de mi aventurada cabeza, pero por esas jugadas que suele hacerme el destino –empeñado en cierta forma a que comience definitivamente a creer en él- dos noches más tardes mientras hojeaba una vieja edición de una revista dedicada a Spinetta y que había comprado ese mismo día, leí también acerca de la posible conexión entre Laura Va y She’s Leaving Home, por lo tanto ya no era una sólo una descabellada idea mía.

La intertextualidad en la literatura, es moneda corriente, pero ¿podemos pensar en una intertextualidad llevada a la música? Sí, absolutamente. Desde un primer momento cualquiera pensaría que se trata de una simple imitación sin originalidad en cuanto a melodía e historia, pero tal y  como le gusta decir a mi profesora de Historia de la Literatura, frente a estos casos de intertextualidad y parafraseando a Picasso: “Los buenos artistas copian, los genios roban”, palabras que expresan claramente que ante estas cuestiones, el artista no hace caso omiso del hecho de ser influido por otro o por una obra que no le pertenece, no se desentiende frente a ello, cosa que si tal vez sí hace el mal artista, el que copia y no reconoce en forma explícita su influencia en otros.

“Laura va es una réplica de “She’s leaving home” de Los Beatles. Después de escuchar esa canción, no quise privarme de componer algo que se pudiera orquestar de esa forma. Me acuerdo de haberla compuesto un año y medio, o quizá dos años antes de que Almendra la grabara”.

Luis Alberto Spinetta

Y así como Anouilh pudo crear una excelente obra existencialista en el siglo XX, a partir de la Antígona de Sófocles que data del año 300 a.C, Spinetta no esconde su admiración por los Fab Four, así como tampoco, la gran influencia de los Beatles en su rock nacional y en Almendra, aun menos lo disimula al momento de componer la canción en cuestión y, no por nada, muchos piensan que aquella banda merece el título de “Beatles Argentinos” (con perdón absoluto de Seru Giran, a quienes personalmente considero como los Beatles del Río de la Plata, al menos los Beatles de la etapa Abbey Road).

Como dice Claudio Kleiman en su artículo “Una especie de Magia” publicado en la RS nº 168: “Nadie supo destilar el credo beatle tomando el lirismo, la poesía, la originalidad de sus melodías y arreglos, el eclecticismo y la amplitud musical, la búsqueda filosófica y espiritual del cuarteto de Liverpool, y transformarlas en una creación personal, de raigambre inconfundiblemente porteña, como el flaco con Almendra y, por supuesto, a lo largo de toda su obra posterior”.

Es así que “Laura Va” es algo más que una adaptación de “She’s Leaving Home”, Laura no es sólo un personaje que vive una vida cotidiana sumergida en la inmensa tristeza y melancolía de la gran ciudad, no es sólo, la adaptación porteña de aquella mujer británica escapando de su inevitable y aborrecible realidad cotidiana, escapando de sus padres hacia la libertad. La historia de Lennon/McCartey fue inspirada a partir de un caso real que Paul leyó en las noticias.

En ambas canciones podemos apreciar elaborados arreglos de cuerdas, en She’s Leaving Home, disfrutamos de los excelentes coros griegos de Lennon emulando las voces de los padres, logramos escuchar entre otras cosas: “Le dimos la mayor parte de nuestras vidas, le dimos todo lo que el dinero podía comprar”. La versión de Lennon/McCartney quizás es algo pesimista, mientras que en manos de la lírica Spinetteana y llevada al mundo porteño, adquiere un toque más optimista. Para darle esa pincelada típica del paisaje porteño, Spinetta sustituyó el arpa de Sheila Bromberg (la primera mujer en tocar en un disco de los Beatles) e introdujo en su tema el bandoneón de Rodolfo Mederos, miembro de la orquesta de Pugliese, logrando un sonido con alma de tango.

   Dos bellas canciones, dos bellas historias, dos grandes bandas.

https://www.youtube.com/watch?v=fGbluXTjORY

 

https://www.youtube.com/watch?v=-lG3nXyI41M

By Facundo Maidana

Etiquetas: