Los 10 mejores libros de la literatura erótica Curiosidades

Como todos saben, la literatura erótica es un género en el cual los textos se relacionan, directa o indirectamente, con la temática erótica y el sexo. Pese a lo que se suele creer, hace una inmensa cantidad de títulos relacionados con la literatura erótico, y algunos de muchísimo éxito, de modo que es imposible organziarlos todos en este post, pero nos contentamos con un modesto decálogo de los 10 mejores libros de la literatura erótica.

Lo dicho: hemos seleccionado los 10 títulos de literatura erótica que, a nuestro humilde criterio, no han pasado desapercibidos durante el siglo pasado, y de los que seguramente todos vosotros habréis oído hablar. Muchos de los 10 mejores libros de la literatura erótica que aquí presentamos han sido llevados al cine,  con mayor o menor éxito, y para gran parte del público serán más conocidos por su adaptación cinematográfica que por el libro erótico en sí. Aunque, a tal caso, lo más importantes es que todas ellas, las más conocidas y las menos, son referentes ineludibles de la Literatura erótica.

1. El amante de Lady Chatterley, de David H. Lawrence

Considerada como una de las obras maestras de la literatura erótica de la Edad Moderna, fue publicada en Florencia (Italia, 1928), provocando así un gran revuelo entre el público puritano de los países anglosajones de la época. Naturalmente, fue  tachada de escandalosa, siendo inmediatamente prohibida. Final ente, en 1932 El amante de Lady Chatterley, consiguió ver la luz, pero recien en 1959 se publicó su edición íntegra para todo el público.
En el año 2006 se estrenó en Francia una nueva versión, esta vez dirigida por Pascale Ferran, e interpretada por Marina Hands, Jean-Louis Coulloc’h, y Hippolyte Girardot. Fue premiada ese mismo año con uno de los galardones más importantes del cine francés, el  Louis-Delluc.

2. Historia del ojo, de Georges Bataille

Historia del ojo de Georges Bataille fue considerada por algunos como la historia maestra de la literatura erótica sin lugar tipo de dudas. La joven Simone, protagonista de la novela, transgrede en cada uno de sus actos cualquier norma de comportamiento sexual admitido. Se convierte en la encarnación, por una parte, del Deseo inconsciente y, por otra, del pecado y por lo tanto el goce, que a su vez, por ser fruto del mal, no es más que portador del máximo castigo encarnado en la la muerte.
La primera edición de este libro, clandestina, logró publicarse en 1928 bajo el pseudónimo de Lord Auch. A la calle, como cabe suponerse por su caracter clandestino, solo se imprimieron 138 ejemplares que contaban litografías del pintor surrealista André Massón.

3. Historia de O, Pauline Réage

El clásico de los clásicos. Construido sobre la base de la más tradicional de la literatura erótica, Historia de O (posiblemente una de las obras más conocidas del género) cuenta la historia de Odeline “O”, una fotógrafa parisina que “obligada” por su amante es conducida al castillo de Roissy, donde una peregrina sociedad secreta se ocupará de iniciarla en el rito de la sumisión y esclavitud sexual, argumento que, desde 1954 en que se publica el libro, será reiteradamente explotado por el resto de la literatura erótica y por el cine en general.
Escrito con una gran intensidad erótica, aborda la sensualidad y el erotismo de forma extraordinaria. Incluso se ha llegado a decir, que nadie en su sano juicio debería leer esta novela erótica sin tener a quién besar después.

4. Lolita, de Vladimir Nabokov

Posiblemente una de las novelas de esta lista cuyo argumento es el menos erótico que haya pero aún así, por su carga sensual, y la másgica forma que tiene Novocov para escribir algo tan complejo (y polémico) como las relaciones sexuales entre una colegiala menor de edad y un hombre maduro, entra en la lista. Además, claro, es una novela fantástica, erótica o no.
Desde la prisión, el profesor europeo Humbert Humbert, nos relata con detalle su atracción por la sensual y adolescente Lolita, y su romance prohibido con ella. Él, un hombre cercano a los 40 años, queda mortalmente prendado de los encantos de la pequeña la hija de Charlotte, dueña de la casa donde se hospedaba. Humbert vierte en Lolita todas sus ilusiones y fantasías sexuales, y contrae matrimonio con la madre con el único propósito de estar cerca de la adolescente. Cuando la madre muere en un accidente comienza una relación aún mas perversa, que se aleja de la pornografía y se acerca a lo sugerente.

5. Emmanuelle, Emmanuelle Arsan

Para no esviarnos tanto de la literatura erótica, luego de la excepción de Lolita, volvemos al 5º puesto con el porno y sensual relato de Arsa, Emmanuelle. En este caso, hacer el amor a todas horas, en cualquier circunstancia, con quien sea, ya sea él o ella es el manifiesto explícito de Emmanuelle. Animada por su esposo, será iniciada en la practica de una sexualidad mucho más profunda de lo que imaginaba, guiada por un “maestro” en las artes amatorias, un hombre maduro, el italiano Mario. Con él aprenderá a materializar sus fantasías sexuales más secretas. Este libro es, de alguna forma, el libro vernáculo de la literatura erótica de este siglo, repleto de tópicos y sin un ápice de contención, es dificil de leer estando sola/o.

6. Nueve semanas y media, de Elizabeth McNeill

Seguramente la hsitoria que todos conocemos por aquellas escenas impactantes de Kim Basinger y Mickey Rourke llevado al cine por Adrian Lyne: ya se sabe: dos personas, cultas, civilizadas e independientes, se encuentran un día por azar en Nueva York, a principios de los años setenta dando comienzo a una relación que pronto pasará a ser una experiencia erótica. Muy literaria, por cierto. Aquí nuevamente aparecen los ingredientes ya desarrollados desde El amante de Lady Chatterley, de David H. Lawrence: instintivo ritual de dominación, humillación aceptada gozosamente —primero con sorpresa, y luego con auténtico deleite—, iniciación, juego y descubrimiento. A medida que avanza la relación, la pareja emprende escenas de sexo cada vez más elaboradas y sofisticadas que, al cabo de nueve semanas y media, la conducen a ella al absoluto descontrol de su vida
Nueve semanas y media, es un clásico de la literatura erótica pero más conocida por el cine que por la propia Elizabeth McNeill

7. Los amores prohibidos, Leopoldo Azancot

De forma cautivadora, Leopoldo Azancot construye una novela impensable dentro de la literatura erótica española, donde nos cuenta la historia de un joven que, perseguido por la policía por razones políticas, encuentra refugio en el apartamento de una hermosa y extraña prostituta. Ésta  le hará descubrir placeres que jamás pudo imaginar a lo largo de su vida, trastornando sus más íntimos impulsos llegando, incluso, cuestionar su propia existencia.
Leopoldo Azancot nació en 1935 en Sevilla, donde estudió derecho. Como comentarista político y periodista, fue durante muchos años subdirector de la revista Indice y, más tarde, también miembro del Secretariado Permanente de Cultura Andaluza y  miembro del consejo de redacción de la revista Nueva Estafeta Literaria. Como crítico, colaboró asidua y largamente en periódicos como ABC y El País. Su obra de creación, que consta, con ésta, de diez libros, empieza en 1977 con la novela La novia judía, que obtuvo varios premios , a la que siguen, entre otras, Ella, la loba, La noche española, El rabino de Praga, Fátima (la esclava) y Mozart, amor y culpa. En la primavera de 1992, abandona España para establecerse en Venezuela.

8. El amante, de Marguerite Duras

Hay una excelente crítica de El amante realizada por Paloma Benavente que lo dice todo, sin embargo no está demás aclarar que, al igual que Lolita de Novokov, nos encontramos nuevamente ante una nouevlle (novela corta) de corte no propiamente erótica sino que el erotismo atraviesa la historia como ingrediente necesario ante la liberación de la quinceañera ante su amante chino. Una historia de amor y deseo que nos introduce en la Indochina de finales de los años veinte, combulsa, compleja y colonial Los amantes, una bella pero pobre adolescente de quince años y un próspero comerciante chino de veintiséis, mantienen una relación apasionada de intenso amor y odio marcada por el hermetico silencio. Las convenciones sociales de la época consideran un amor así impropio, debido a la diferencia de edad y de raza.
El amante, como se dijo, es una novela corta, ágil y profundamente emotiva, un clásico que emociona esta narración autobiográfica que nos introduce en el cuerpo y la mente de nuestra joven protagonista que no es otra que la propia escritora, quien rememora el tórrido romance que la hizo madurar repentinamente.
El amante, de Marguerite Duras fue traducida a 43 lenguas, la autora consiguió en 1984 el prestigioso Premio Goncourt  y un reconocido éxito en todo el mundo.izada por Jane March, y Tony Leung.

9. Las edades de Lulú, Almudena Grandes

Las edades de Lulú, una obra erótica referente de la literatura española y que catapultó a Almudena Grandes, obtuvo en el año 1989 el IX premio La Sonrisa Vertical de narrativa erótica, nos describe la historia de una adolescente de quince años carente de afecto, que sucumbe a la atracción que ejerce sobre ella Pablo, un joven amigo de su hermano. Después de esta primera experiencia sexual, Lulú alimentará continuamente el deseo por ese hombre, que un tiempo más tarde volverá a entrar en su vida. A partir de entonces la pareja se verá inmersa en una larga historia de amor y pasión que se irá haciendo cada vez más compleja y envolvente, dentro de un excitante mundo de experiencias, fantasía, erotismo y acuerdos privados, hasta que Lulú, ya con 30 años, decide buscar nuevas experiencias fuera de ese entorno y se precipita a un sin fin de deseos peligrosos.
Las edades de Lulú fue llevada al cine bajo la dirección de Bigas Luna en el año 1990, y fue interpretada por Francesca Neri, Óscar Ladoire, y María Barranco.

10. La pasión turca, de Antonio Gala

Llegamos al puesto 10, reservado para una novela que ha creado cierta controversia en la literatura española sobre si debe catalogarse como novela erótica o no, al ir más allá del puro erotismo. Como ya dijimos, esta no es una lista de literatura erótica pura y dura, también hay obras compuestas de erotismo y sensualidad sin llegar a cumplir con todos los casilleros. Desideria Oliván, la protagonista de la novela,  cree tener una vida perfecta en su Huesca natal,  enamorada de su atento marido, una casa preciosa, buenos amigos, pero en el fondo su vida es asfixiante y aburrida. Un día Desi y su marido deciden hacer, junto con una pareja amiga, un viaje a Turquía, circunstancia ésta que cambiará su vida para siempre, lanzándola a una obsesiva relación de amor y deseo incontrolado por Yaman, un turco que trabaja como guía turístico del viaje. Alentada por una pasión interna, Desideria abandonará todo lo que posee, su cómoda vida  y se unirá a él en Estambul entregándose por completo a su amante, quién no dudará en manipularla para conseguir sus objetivos más sórdidos.