¿Qué es la Edición Colaborativa? Falsaria

La Edición Colaborativa es un nuevo modelo de publicación editorial (tanto digital como en papel) basado en la decisión colectiva sobre los contenidos publicados. Es, por tanto, una nueva forma de escribir, compartir y publicar mediante una plataforma como Falsaria que permite a los lectores «incidir» en los contenidos publicados.

En ese contexto, la Edición Colaborativa no se plantea en sí como un modelo alternativo a la publicación tradicional, más bien complementario. Al día de hoy, la capacidad de las editoriales convencionales de absorber la creciente oferta de publicación, en contraposición a la baja demanda de obras de escritores noveles, hace fundamental la búsqueda de nuevas alternativas para brindar espacios donde recoger el inmenso talento que no logra acceder al «mercado».

Otras de las alternativas a la edición tradicional, basadas en iniciativas de autopublicación, coedición u otro tipo de proyectos de autoedición sufren del mismo mal: el problema no es la edición en sí (y menos aún con la impresión digital y sus bajos costes) sino la distribución. Muchos de los autores que han pasado por esta experiencia se enfrentan a la evidente imposibilidad de colocar sus obras en los circuitos de comercialización y/o librerías con potencial de ventas. Y más aún, con la creciente cantidad de material de escritores no reconocidos puestos a la venta en páginas como Amazon u otras.

A este problema fundamental, se agregan otros tales como: la mala calidad de su maquetación (claramente no profesional), las faltas ortotipográficas y los diseños de tapa vulgares, que hoy por hoy son elementos centrales en el mundo editorial.

En este punto, la Edición Colaborativanacida en comunidades de lectores/escritores como Falsaria, son en sí un ámbito de distribución. Las obras editadas se ponen a la venta y se distribuyen en la misma plataforma, se promociona mediante las redes sociales convencionales (Facebook, Twitter, etc.,) pero, sobre todo, el contenido ya ha pasado por el filtro de las lecturas y los votos y es, en gran medida, una obra «editada por todos».

Por otro lado, la experiencia de no contar «con nadie en el medio» entre los escritores y los lectores (y viceversa) es una tentación que las nuevas tecnologías han hecho realidad. A las «tendencia del mercado», a las cuales se ven abocados las empresas (y en este ámbito las editoriales cada vez más), es decir las estrategias de marketing, viabilidad del producto, tendencias geográficas, modas, las líneas de contenidos corporativos que determinan qué, cuándo y cómo se publica una obra, la pérdida de libertad del autor y un sinfín de etcéteras, la Edición Colaborativa nace con un espíritu democrático y, sobre todo, libre.

¿Es perfecta esta metodología? Claramente nada es perfecto. A su modo, la Edición Colaborativa padece de la misma «tiranía de la mayoría», que planteaba Tocqueville en su momento. Lo que significa que no todos los contenidos estarán a la altura del espacio alcanzado en la plataforma. En gran medida, eso dependerá de la honestidad con que los escritores sobrevuelen el proyecto. Se sabe que aquellos cuyos contactos personales (familiares, amigos o mediante las redes sociales) son mayores, mayores serán sus votos y su posibilidad de crecer dentro de la red.

No obstante, con excepción de algunos casos, la calidad prevalece sobre la cantidad (teniendo en cuenta que un cuenta que no ingresa a una edición, tendrá otros tres meses para seguir “compitiendo”) y cada Edición Impresa recogen lo «mejor de entre lo bueno».

Por supuesto, desde Falsaria creemos que la participación o no en la Edición Impresa es un estímulo más, lo importante es exponer las obras, darlas a conocer y ser mejor escritor a partir del contacto con otros escritores y lectores.